TRABAJO SOCIAL Y COVID-19

Entrevista a Master Ana Josefina Güell Durán

Supervisora Nacional de Trabajo Social* - Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS)


Entrevistador: Daniel González Quesada - Unidad de Divulgación de Trabajo Social – UDETS, con el apoyo del Colegio de Trabajadores Sociales de Costa Rica

Resumen de la entrevista - Gréttel Aguilar Santamaría - UDETS

19 de junio, 2020

*Al momento de la entrevista la Máster Güell estaba a punto de acogerse a la jubilación


En el régimen de salud de la Caja Costarricense del Seguro Social laboran aproximadamente 400 trabajadores sociales. Estos profesionales se vinculan con todos los factores sociales que sean determinantes para la salud. Si bien es cierto, existen ejes de trabajo común tales como la violencia, la atención al adulto mayor y el seguimiento a pacientes con enfermedades crónicas (como el cáncer y el VIH), cada servicio establece programas y proyectos prioritarios, a partir del contexto local o regional.

¿Cómo se han reorganizado los servicios de Trabajo Social para la atención de la pandemia? En la siguiente entrevista hablamos con la Máster Ana Josefina Güell Durán, Supervisora Nacional de Trabajo Social de la CCSS con respecto al tema. Bajo el video puede leer el resumen de la entrevista.


 

De acuerdo con la Máster Güell, para la atención de la pandemia se ha desarrollado un trabajo conjunto de la Coordinación Nacional en Trabajo Social con el Consejo de Supervisoras Regionales y el Consejo de Jefaturas de Hospitales Nacionales y Especializados. Estas tres entidades conforman el Consejo de Prestaciones Sociales (COPRESO).

La atención de la pandemia es una prioridad para la CCSS desde el momento cero, por tanto, en primera instancia se abocaron a la definición de pautas y lineamientos para la intervención de Trabajo Social con las personas afectadas por Covid-19 y sus redes de apoyo. En este proceso ha sido necesario identificar formas de abordaje diferentes a las tradicionales y por supuesto, también ha sido reto mantener la atención ordinaria, pues a pesar de la pandemia, las manifestaciones de la cuestión social como la violencia, el abuso y el abandono se siguen presentando.

“Las emergencias hacen que afloren una serie de situaciones que (…) apelan a la innovación y a la creatividad”, indicót. Tal fue el caso del Hospital San Rafael de Alajuela ya que, si bien es cierto había un protocolo para la atención de crisis previamente establecido, conforme avanzó la emergencia debieron adaptar los lineamientos para reorganizar la consulta social, para establecer medios alternativos para la atención y el seguimiento de usuarios, entre otras necesidades.


¿Cuáles han sido las particularidades del trabajo realizado en la Región Central Norte, Hospital México y CEACO?

La Máster Güell destaca que Trabajo Social está presente en 135 equipos dentro de la red y en las 106 áreas de salud y hospitales, brindando apoyo psicosocial. Al 8 de mayo, habían atendido a 652 personas de las cuales 587 correspondían a áreas de salud, 24 a hospitales regionales, 26 a hospitales nacionales y 15 a CEACO. “Esa teleconsulta, llamada telefónica o video llamada ha permitido identificar, prevenir y dar seguimiento a situaciones de riesgo como violencia intrafamiliar, imposibilidad de satisfacer necesidades básicas que comprometan la salud física y mental, manejo del distanciamiento físico en el ámbito familiar y apoyo psicosocial, entre otros”.

Valga destacar que, en los hospitales, los servicios de Trabajo Social han brindado apoyo y acompañamiento de familiares de pacientes Covid-19 en fase terminal. En esos casos, además de la elaboración del proceso de duelo, es necesario prestar atención a los contextos de crisis familiares específicas, por ejemplo, cuando quien muere asumía el rol de cuidador o cuidadora.

Y por supuesto, la intervención psicosocial cobra relevancia fundamental pues “el Covid-19 tiene un imaginario social que ha generado prejuicio, estigma y exclusión social”, indicó.

Si bien la CCSS atiende a pacientes Covid-19 con una visión integral, evidentemente en los momentos más críticos la prioridad es salvar la vida, dejando de lado los factores sociales. Sin embargo, gracias a la destacada labor de las y los trabajadores sociales en los diferentes hospitales, la intervención de estos profesionales se ha posicionado y se solicita en los momentos de mayor complejidad. A propósito de ese posicionamiento, la Máster Güell destaca la labor realizada por las y los colegas del Hospital San Rafael de Alajuela y de las Áreas de Salud de la Región Central Norte; así como la labor de supervisión de la Máster Nuria Valverde: “la supervisión es consustancial a Trabajo Social, (…) por más preparación profesional que se tenga, necesitamos acompañamiento técnico para definir estrategias de intervención y la Región Central Norte ha sido un ejemplo en ese particular”.

También se refirió al Hospital México, donde se han manejado casos de alta complejidad. En esa institución el equipo de Trabajo Social liderado por la Máster Adriana Gutiérrez ha abordado al paciente y a su contexto familiar sin fragmentarlo, coordinando el seguimiento posterior al egreso con las áreas de salud correspondientes. En el caso particular de CEACO, a cargo de la Máster Floribeth Pérez, en menos de un mes las y los profesionales han pasado de atender a la población con discapacidad a la atención del Covid-19, y esto, sin descuidar la atención regular a los pacientes del CENARE.

Para la Máster Güell, a pesar de que la CCSS es el principal empleador de trabajadores sociales en Costa Rica, en este contexto se ha evidenciado que la cantidad de estos profesionales en la institución es insuficiente para atender a las necesidades de la población.


En esta pandemia, ¿cuáles son los principales retos y desafíos para los profesionales en Trabajo Social?

La Máster Güell mencionó los siguientes:

  • La implementación de estrategias de intervención alternativas - En el área de Trabajo Social ha habido resistencia al uso de la tecnología como un medio para desarrollar procesos de intervención social, sin embargo, a raíz de la emergencia esa visión ha debido cambiarse. Una de las mayores preocupaciones de los servicios de Trabajo Social es el ausentismo a la consulta social grupal o familiar, pero, desde que se implementaron medios alternativos, el ausentismo ha disminuido significativamente. Aunque no se puede equiparar la atención telefónica con la presencial, la tecnología ha permitido continuar el trabajo en procesos de intervención.
  • Aprender a asumir los propios temores – “no es sencillo trabajar con Covid-19 porque eso implica una exposición a riesgo. Mi exposición trasciende y podría afectar a mis seres queridos”.
  • La importancia de la articulación del trabajo en red – “Esto exige, sí o sí, que hospitales y regiones se hablen de manera más fluida porque algo importante; la persona y sus redes familiares”.
  • La emergencia exige una mayor claridad sobre el papel de Trabajo Social, tanto en lo psicosocial como en el área de salud mental. Lamentablemente aún hay discusiones sobre qué le corresponde a Psicología y qué le corresponde al Trabajo Social y sin duda, uno de los modelos de la profesión es la atención terapéutica.
  • La importancia de actuar rápida y eficientemente en situaciones de crisis - “Esta es una emergencia sin parangón, hemos trabajado en terremotos, en inundaciones, pero esta emergencia; de orden biológico rompe los paradigmas y los esquemas”. Para poder responder a las necesidades de la institución, las y los profesionales en Trabajo Social han tenido que adaptarse rápidamente a los nuevos contextos, sin olvidarse de las labores ordinarias.


¿Qué tipo de contención se le ha dado a las y los trabajores sociales que atienden la emergencia?

En general, las colegas que trabajan con Covid-19 no requieren distanciamiento físico de sus familias porque trabajan con todas las medidas preventivas del caso. Desde las supervisiones y las jefaturas se está trabajando en el tema de la salud mental para que estas personas tengan espacios de catarsis y de expresión de emociones, pues el imaginario social hay una relación directa entre Covid-19 y muerte, lo que incrementa el temor en la atención


¿Cuál es su mensaje para profesionales y estudiantes de Trabajo Social?

La Máster Güell hizo un llamado a la importancia de articular lo psicosocial con el modelo de asistencia social en este tipo de emergencias: “a veces vemos de forma peyorativa la asistencia social, pero la asistencia social es un derecho. La asistencia social es la provisión de bienes, servicios e información que me permitan satisfacer necesidades básicas”. Claramente, no se puede intervenir si el usuario tiene el estómago vacío, o si no tiene dónde vivir. En esos casos, el o la profesional en Trabajo Social debe ser un puente con las instituciones de bienestar y lamentablemente, no siempre hay una respuesta institucional, lo que genera mucha frustración.

Enfatizó en la importancia de integrarse a diferentes instancias para velar por los derechos de las personas más desprotegidas. Como coordinadora nacional, tuvo la oportunidad de integrarse a la denominada Mesa de Protección Social, un ente interinstitucional donde se toman decisiones técnicas de alto nivel para la protección social de personas en situación de calle y o abandono. En ese espacio, desde el marco de los derechos humanos, Trabajo Social ha llevado propuestas concretas para las personas en situación de abandono (al momento de la entrevista 97 personas estaban en abandono en la red hospitalaria). También participó en el lineamiento para la atención integral de las personas en situación de calle: “hemos hecho una amalgama con el Ministerio de Salud, el IAFA y la CCSS, en procura de que exista un lugar para personas sospechosas de Covid-19 o bien, personas que requieren el distanciamiento físico”.

Como mensaje para las y los profesionales, hizo un llamado a no claudicar, a pesar de que en el contexto no se visibilice el papel protagónico de la profesión en la atención de la emergencia: “no solamente son las palabras las que nos hacen visibilizarnos, son los hechos; y creo que las trabajadoras sociales han realizado acciones contundentes para escribir historia en materia de la profesión en el marco del Covid 19. Trabajo Social es una profesión completa, que nos permite ver las distintas aristas de la realidad y ser creativos para ver campos emergentes, para crear y recrearnos (…) Toda situación es una oportunidad. Ahora viene la fase de recomponernos y reconstruirnos y ahí Trabajo Social será clave, porque los efectos sociales de esta pandemia no tienen parangón”.

Finalmente, la entrevistada indicó que está a punto de jubilarse y que deja la CCSS sintiéndose orgullosa y satisfecha por su servicio: “el Covid 19 ha significado para nuestro grupo de trabajo madrugadas, sábados, domingos y, perdón, el dolor no tiene límite de tiempo, tampoco las crisis. Ese ha sido mi pensamiento desde que era estudiante y así lo he practicado en mis casi 40 años de servicio profesional (…) Mi mensaje es que seamos apasionados y apasionadas en lo que hacemos, ese es el ingrediente fundamental, que seamos excelentes, que estudiemos, que nunca perdamos la humanidad, que no seamos tecnócratas, sino que seamos profesionales excelentes técnicamente, para que las personas reciban el servicio que corresponde”.


 01-recursosdigitales 02-informativoetsoc 03-pronunciamientos 04-educacioncontinua

05-trabajosfinales 06-horarioatencion 07-controlinterno 08-primeringreso

Botonacoso2021

 

 

 

firma promocional 

© Escuela de Trabajo Social, Facultad de Ciencias Sociales, Universidad de Costa Rica - Teléfono 2511-5007. Última actualización: 16/03/2021