imgnota

 

Reflexiones acerca de la salud mental en la población estudiantil universitaria - Mag. Hilda María Castillo Herrera

21 de noviembre, 2018

Grettel Aguilar – UDETS


Como parte de las actividades del Programa de Educación Continua de la Escuela de Trabajo Social, el pasado 14 de noviembre se desarrolló el conversatorio Reflexiones acerca de la salud mental en la población universitaria.   La charla estuvo a cargo de Hilda María Castillo Herrera, Licenciada en Trabajo Social y Magister en Terapia Familiar Sistémica.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS) en el mundo 300 millones de personas sufren de depresión y el suicidio es la segunda causa de muerte en el grupo con edades entre los 15 y 29 años. La Universidad de Costa Rica no es ajena a esta problemática, por eso con mayor frecuencia los Centros de Asesoría Estudiantil y la Oficina de Bienestar y Salud atienden estudiantes con condiciones emocionales que afectan su desempeño académico. Ante este panorama es urgente que la institución aborde el tema de la salud mental por encima de mitos y prejuicios. De acuerdo con Castillo, es preferible hablar de salud integral desde un paradigma ecológico sistémico ya que “en toda persona interactúan diferentes dimensiones como la física, mental, familiar, social, educativa, cultual, espiritual, económica, laboral, recreativa y creativa, además de las dimensiones del entorno como el Estado, las instituciones y sus políticas”.

Para abordar el tema de la salud mental en los estudiantes, es necesario entender los diferentes cambios biológicos, cognoscitivos y emocionales que enfrentan al momento de ingresar a la universidad. De acuerdo con Castillo, en este período es común que los jóvenes presenten distrés (estados de estrés negativo que provocan angustia o sufrimiento) ante las diversas situaciones de ajuste, “no solo se trata de adaptarse a un nuevo ambiente físico, sino que deben enfrentarse a una diversidad de subsistemas integrados por docentes, administrativos y grupos de pares con distintas formas de pensar”. Para muchos estudiantes la universidad trae nuevas exigencias como abandonar el domicilio familiar o iniciar la vida laboral, además, es en esta etapa cuando surge el estrés postraumático debido a crisis no resueltas y existe más tendencia a vincularse con grupos involucrados en actividades ilegales como el consumo de drogas.

Como parte de las reflexiones finales, la expositora invitó a los asistentes a plantearse una serie de cuestionamientos que orienten las políticas de salud integral, entre ellos: ¿cuán preparadas están las unidades académicas para enfrentar crisis emocionales?, ¿frente a una crisis qué se aconseja hacer y qué no?, ¿cuál es la red de servicios de la que dispone la universidad para atender esos casos?, ¿cuál es la red personal de la que disponen los estudiantes para recibir apoyo?  

Finalmente, recalcó la urgencia de que la universidad desarrolle un proceso de reflexión interna sobre la salud mental, ya que la institución posee sus propios estresores. No solo se trata establecer mecanismos de atención ante las crisis, es fundamental comprender por qué los estudiantes están presentando problemas y cuáles factores institucionales contribuyen con esas crisis.

 

 

 

JornadaInvestigacioninsumos-07 02-informativoetsoc 03-pronunciamientos 04-educacioncontinua

05-trabajosfinales 06-horarioatencion 07-controlinterno 01-recursosdigitales

Botonacoso2021

Hecho con Padlet

 

firma promocional 

© Escuela de Trabajo Social, Facultad de Ciencias Sociales, Universidad de Costa Rica - Teléfono 2511-5007. Última actualización: 16/03/2021