BannerwebteresaQ

Teresita o “Tere”, como le llamábamos cariñosamente, materializó el Trabajo Social latinoamericano con sus vivencias, su discurso y práctica académica en muchos países. 

 

Contribuyó a sentar las bases de la discusión en el Movimiento de Reconceptualización del Trabajo Social Latinoamericano, aportando para la construcción de una disciplina académica arraigada en la lectura de “Nuestra América”.


Fue directora de la Escuela de Trabajo Social de la Universidad Católica, desde 1971 hasta el Golpe de Estado de septiembre de 1973. Sus colegas chilenos destacan que ella impulsó el involucramiento de la Escuela - docentes y estudiantes- con los sectores populares (campesinos y obreros industriales).

Salió de Chile, su país natal, como tanta gente que tuvo que huir de la dictadura de Augusto Pinochet; llega a Costa Rica donde es acogida por intelectuales de ciencias sociales que le abren las puertas del trabajo académico en la Universidad de Costa Rica. Aquí se arraigó por más de una década junto a Diego Palma y sus tres hijos.

Su huella también quedó en Honduras como profesora visitante en la Maestría Latinoamericana de Trabajo Social de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH); en Perú, donde fue parte de la coordinación académica y equipos de investigación del Centro Latinoamericano de Trabajo Social (CELATS), organismo académico de la Asociación Latinoamericana de Trabajo Social (ALAETS), que tiene entre sus méritos la creación y edición sostenida de la Revista Acción Critica, de gran repercusión en el debate latinoamericano de la disciplina.

Importante destacar que en su paso por la Universidad de Costa Rica, “ Teresita” se insertó en las corrientes innovadoras de las dos carreras de Trabajo Social, que estaban en auge durante los años setenta.

Fue una fuente de inspiración en los planes de estudios de 1973 y 1976 de la Escuela de Trabajo Social (ETS), con su concepción de mundo y de ciencia social. En la recién creada Carrera de Trabajo Social de la Sede de Occidente (CTS-SO) contribuyó a establecer sus fundamentos teórico-metodológicos, fomentando el debate y el respetuoso ejercicio de la crítica y autocrítica, como vías de coherencia en la práctica profesional.

Defensora de la interdisciplinariedad en el Trabajo Social como base para la comprensión y explicación de una realidad compleja y diversa como la latinoamericana, de la pedagogía crítica y dialógica, central en la formación integral de las y los profesionales.

Sostenía una concepción de práctica profesional donde el actor no solo es el Estado y las políticas sociales, sino los y las trabajadoras sociales como sujetos, capaces de articular su conocimiento especializado con el compromiso de transformación de la desigualdad estructural de la sociedad latinoamericana, teniendo como horizonte la emancipación de nuestros pueblos. En esa línea de pensamiento fue parte del colectivo que dio impulso desde el CELATS al Trabajo Social Alternativo, una de las corrientes post reconceptualizadoras.

Teresa Quiroz también aportó a la concepción de un Trabajo Social como disciplina científica, al fomentar la investigación de la realidad concreta como eje constitutivo de la formación profesional. Eso en una época donde práctica profesional y academia se concebían como dicotomías.

¡Descanse en paz Teresa Quiroz Martin! ¡Tus huellas siguen presentes en la historia del Trabajo Social de América Latina!

Universidad de Costa Rica – Escuela de Trabajo Social y Carrera de Trabajo Social. Sede de Occidente. 8 de agosto de 2019.

 

Descargar pronunciamiento en jpg

Descargar pronunciamiento en pdf

Pronunciamiento ALAEITS # 40 - Teresa Quiróz: un legado que no muere