Bannerwebucrea-01

1 de agosto, 2019

Gréttel Aguilar - UDETS


Monserrat Alfaro Moscoso, Laura Cerdas Guntanis y Juan Carlos Vargas Aguilar son docentes de la ETSoc que actualmente participan en proyectos de investigación transdisciplinaria financiados por UCREA.

UCREA (Espacio Universitario de Estudios Avanzados) es un proyecto de la Universidad de Costa Rica que promueve la investigación de alto nivel con un ámbito temático amplio, abierto a las artes, las ciencias naturales, las humanidades y las ciencias sociales. Este espacio pretende ser un lugar de encuentro para los académicos y académicas de Costa Rica y América Central y busca la colaboración con instancias similares de todo el mundo.

Como parte UCREA, cada año se realiza una convocatoria de iniciativas de investigación innovadoras, multi y transdisciplinarias que busquen soluciones a problemas complejos. Un Consejo Científico selecciona los proyectos ganadores y los mismos reciben un aporte económico para su desarrollo durante dos años. En 2019, cada proyecto ganador recibió un monto aproximado a los 35 millones de colones.

 

Montserrat Alfaro Moscoso - CEmerge-Contaminantes Emergentes: monitoreo y diseño de estrategias para mitigación de su impacto ambiental

CEmerge fue uno de los proyectos ganadores de UCREA en el año 2017 y es una iniciativa del Centro de Investigación en Contaminación Ambiental (CICA) en la que participan, además de los colaboradores del centro, investigadores de la Escuela de Ingeniería Química, la Estación Experimental de Ganado Lechero, el Instituto de Investigación en Educación (INIE) y la Escuela de Trabajo Social. Además, se cuenta con la participación de investigadores de la Universidad de Barcelona y de la Universidad Autónoma de Barcelona.

Este proyecto pretende determinar el nivel de contaminación por contaminantes emergentes en Costa Rica y hacer un abordaje integral de la problemática a través de:

Los contaminantes emergentes son una serie de residuos encontrados en aguas residuales, ríos y otras corrientes superficiales que representan riesgos potenciales sobre la salud humana y los ecosistemas, por ejemplo, los fármacos, los antibióticos, los productos de aseo personal, los productos para la industria ganadera, entre otros.

En nuestro país no se han establecido límites de trazas permitidas para estas sustancias, por lo que este es un proyecto pionero: “los contaminantes emergentes no son nuevos, el problema es que actualmente están apareciendo en altas concentraciones y existen pocas investigaciones al respecto. Usualmente nos concentramos en la contaminación que vemos, como la basura en los ríos, pero olvidamos los residuos que generan los productos que utilizamos en nuestra vida cotidiana. Por eso, nuestra participación en el proyecto, en conjunto con las representantes del INIE, implica el desarrollo de procesos socioeducativos que generen conciencia sobre la existencia estos contaminantes y sobre cómo podemos mitigarlos a través de buenas prácticas”, indicó Alfaro.

 

Laura Cerdas Guntanis - Actualización de la amenaza sísmica para Costa Rica

Este proyecto, ganador de fondos en 2019, pretende evaluar la amenaza sísmica para Costa Rica por medio de un estudio probabilista de la peligrosidad sísmica. Su propósito es mejorar la norma de diseño sismo resistente actual y la transferencia del conocimiento a diferentes sectores de la sociedad costarricense, así como la resiliencia de las comunidades ante eventos sísmicos.

Las y los investigadores de este proyecto son profesionales del Instituto de Investigaciones en Ingeniería, la Escuela de Ingeniería Civil, la Escuela Centroamericana de Geología, el Laboratorio de Materiales y Modelos Estructurales, la Escuela de Piscología y la Escuela de Trabajo Social.

 

Juan Carlos Vargas Aguilar - Redes sociales, microbioma y envejecimiento saludable: análisis multidisciplinario de las redes de apoyo y su influencia en el microbioma intestinal de los habitantes de la zona azul costarricense

El proyecto, galardonado en 2019, pretende caracterizar las redes de apoyo social del adulto mayor en una población de la zona azul costarricense y medir su asociación con la composición de la microbiota intestinal para investigar su efecto en la longevidad.

De acuerdo con el profesor Vargas, su participación como profesional en Antropología implica entender cómo los vínculos sociales ayudan a comprender la longevidad en la zona. Además de este docente de la ETSoc, en el proyecto colaboran investigadores de la Escuela de Medicina, la Escuela de Estadística, el Centro de Investigación en Estructuras Microscópicas, el Centro de Investigación en Tecnología de Alimentos, la Universidad de Wisconsin y la Universidad de San Diego.


La transdisciplinariedad un desafío para las y los investigadores

Para otros docentes interesados en participar este tipo de proyectos, el profesor Juan Carlos Vargas recomienda, como paso previo “animarse a construir vínculos e interactuar con profesionales de otras disciplinas”.

A partir de su experiencia en CEmerge la profesora Monserrat Alfaro indica “por supuesto, es bueno que se promuevan este tipo de iniciativas y esto no solo implica el apoyo institucional con recursos económicos, es necesario un cambio en la mentalidad de las y los investigadores, pues para la verdadera transdiciplinariedad se requiere voluntad, compromiso y apertura”.