aaaaaaa

Así como iniciamos el espacio “De la Reconceptualización al Trabajo Social Crítico” con una sección destinada a recoger y plantear (a través de diversos autores) los aportes que constituyeron las bases filosóficas, ideológicas y teóricas de lo que constituyó –a partir de ellas- el “Movimiento de Reconceptualización del Trabajo Social Latinoamericano” a partir de 1965, resulta lógico que -al retomarse todo aquello para su continuación y búsqueda de superación en el presente- en nuestra marcha “Hacia un Trabajo Social Crítico y Propositivo” hagamos lo mismo que entonces y repitamos que, esta nueva etapa (que algún dia también será histórica) tampoco “nace de una nube”…

O sea que, también tiene sus (nuevas) bases y sustentos, en función y de la mano de los posteriores aportes que se han venido produciendo en las Ciencias Sociales en cuyo ámbito se imbrica ese Trabajo Social superador que buscamos y preconizamos. No puede ser de otra manera…

En esa búsqueda de nuevas elaboraciones que sean sustento (filosófico, ideológico y teórico, de nueva cuenta) se ubica y justifica la apertura de esta sección que, también, otra vez, se irá construyendo en la medida que las posibilidades lo permitan. Pero con una diferencia: mientras aquella (la primera) ya se había dado al momento de inaugurarse este espacio web, esta otra es la que se está dando  en las actuales circunstancias, razón por la cual nos ciñe –necesaria e inevitablemente- a la propia dinámica de desenvolvimiento con que se vayan produciendo los aportes escritos en tal sentido.

En este entendimiento, las proposiciones de Diego Palma, Teresa Quiroz, Ricardo Zúñiga, Carlos M. Vilas, Pierre Burdieu, etc. con inauguramos esta sección, no son más que “el puntapié inicial” (para utilizar una metáfora de uso corriente) de esta sección que se irá construyendo.

Y en este último aspecto, debemos agradecer a la página “Magíster en Políticas Sociales” de Chile, en la persona de su directora, colega y amiga (e integrante de nuestro grupo de consultoría), la Lic. TS Teresa Quiroz por haber puesto generosamente a nuestra entera disposición todos los trabajos que, de la misma, nos interese utilizar.
 

CONSEJO COORDINADOR EDITORIAL


 


  Regreso a la página principal